La luna del Sahara Occidental


Cuando hace veintinueve años destruyeron nuestra casa y yo no paraba de llorar, mi mamá me dijo “Mariam: ahora que nos destruyeron la casa, vamos a poder ver la luna”. Volví a sonreír, crecí, tuve a mi hija. 

Hoy quemaron la jaima donde estábamos viviendo y al salir corriendo agradecí a mi madre por haberme dado la respuesta para lo que preguntaría mi hija.

Vemos el humo a lo lejos y espero a que mi hija llore y me pregunte.

Pero mi hija no llora. El humo va desapareciendo. No llora ni pregunta. La luna se hace nítida en el cielo. No llora ni pregunta ni mira la luna.

…………………………………………………………………………………………………….

Fotografía: Jaimas incendiadas en el campamento saharaui de refugiados. Más información del caso.


Compartir:
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • del.icio.us
  • Google Bookmarks
  • Add to favorites
  • Print
  • PDF
  • email

, ,

Los Comentarios están cerrados